martes, 15 de noviembre de 2016

“La República” resurge




Luis Sánchez del Toro
La recuperación del organopónico La República, instalación, inaugurada por Líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, en 1984, en las afueras de esta ciudad, es una alternativa para aumentar el consumo de hortalizas y vegetales por la población local.
En recorrido por el referido complejo se constató la rehabilitación de sus 22 hectáreas, unidades y dos mil 420 canaletas.
Ahora el verdor domina ese espacio y en los canteros de dos hileras se empinan los primeros cultivos, que sustituyeron al marabú y otras malezas que sobresalían en las áreas.
Decisiva fue la sustitución del sistema de riego por el de bombeo autocompensado o fertirriego, técnica sofisticada de la agricultura mundial que ahorra agua y funciona con energía eléctrica. Allí, están 
las áreas con cultivos como el tomate, ají pimiento, berenjena y pepino.
La estructura de mayor entrega de hortalizas y vegetales a los santiagueros incluye semilleros, minindustria, centro de beneficio y comercialización a través de mercados estatales y las empresas Frutas Selectas y Acopio. Santiago de Cuba, cuenta con el más bonito de sus jardines en las 22 hectáreas que destinadas a entregar anualmente 2 mil toneladas de hortalizas.
Dado las limitaciones financieras del llamado periodo especial, el alto costo de los nutrientes, los sistemas de riego por subirrigación y otros productos importados, el hidropónico se hizo insostenible, la producción se redujo sensiblemente, disminuyó la fuerza de trabajo, y pronto la maleza se adueñó de gran parte de las áreas.
"La recuperación no ha sido fácil, porque el marabú tapaba la gente.
De la antigua instalación se aprovechó el 80 % de las canaletas, yugos, percheros e hilos tomateros, así como las 14 cisternas, aunque solo se utilizarán seis, pues emplean un moderno sistema de riego autocompensado por goteo, que permite ahorrar un 30 % del agua demandada anteriormente.
Completada la limpieza y reparación de las 22 unidades, todos los canteros fueron habilitados con la grava requerida para el drenaje y rellenados con tierra vegetal, para lo cual fue necesario acarrear 12 mil metros cúbicos. Igualmente cuentan con la materia orgánica, nutrientes y semillas de producción nacional.
Comparada con el antiguo hidropónico, la nueva instalación resulta más económica y productivamente superior, sus 250 plazas constituyen una importante fuente de empleo, incluyendo personal de alta calificación, y distante apenas tres kilómetros de Santiago de Cuba asegura alimentos frescos a su población.
El organopónico “La República”, llegó para estar mejor cada día, pues una vez en plena producción se elevarán las condiciones de labor en general, así como los ingresos del personal ajustado a los resultados productivos finales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada